domingo, octubre 22, 2017

Tal vez tus desayunos son un poco aburridos siempre se cruza en la mente los embutidos pero nos desanima sus ingredientes y la sospechosa forma de preparalo. ¿Qué te parece si haces tu propio Paté y dejas de lado los temores y disfrutas tus desayunos?.

Una revisión del origen de esta preparación

En la gastronomía francesa y belga el paté suele cocerse en una terrina (u otro molde), denominándose entonces pâté en terrine. Tradicionalmente, una farsa cocida y servida en esta última se llama también terrina. Puede cocinarse envuelto en una costra hecha de masa o de pan, como un pastel, en cuyo caso se denomina pâté en croûte. Los patés se hacen con ingredientes picados o en pequeños trozos, pero se suelen consumir en rodajas y pocos son untables. Existen patés de todo tipo de carnes de vacuno, aves, conejo y caza, así como de pescado y de hortalizas. El foie gras es simplemente un hígado graso de ganso cebado, cocido y cortado, por lo que técnicamente no es un paté. Tampoco lo es el bloc de foie gras (‘bloque de fuagrás’).

En los Países Bajos, Finlandia, Alemania, Hungría, Suecia y Austria, algunos patés de hígado suelen elaborarse con forma de salchicha tierna y a menudo untable llamada leverworst (neerlandés), májpástétom/májkrém (húngaro) o leberwurst (alemán). Una variante es la braunschweiger. Algunos de estos productos terminan teniendo una textura de carne que es difícil de untar, y a menudo se consumen en trozos o redondelas, o como relleno de emparedados. Estas variantes se han convertido en un producto significativo en la Europa del Este, que se exporta bien. En otros lugares se prefieren las variantes untables.

En Escandinavia el leverpostej es una popular variante del pâté en terrine francés, habitualmente elaborada con manteca e hígado de cerdo.

Presentación de un paté típico francés

En Rusia y Ucrania el plato suele prepararse principalmente con hígado de ternera, ganso o pollo,1 si bien también se usan otras carnes. A diferencia del método occidental, se prepara cocinando primero el hígado (cocido o frito) y trabajándolo con mantequilla o grasa, condimentando con cebolla fresca o frita, zanahoria, especias y hierbas. Puede cocinarse de nuevo (normalmente al horno), pero lo más frecuente es consumirlo sin más preparación. El paté se sirve sobre pan, a menudo con eneldo u otras hierbas frescas.

En la antigua Yugoslavia la pašteta (paté muy fino) es un untable muy popular para el pan, habitualmente elaborado con pollo o, menos frecuentemente, con atún o salmón.

En Vietnam el paté suele tomarse en bánh mì.2 El paté de este tipo suele hacerse con hígado.

Ingredientes :

  • 1/4 Kg de higados de pollo
  • 1/4 taza de mantequilla
  • 1/4 taza de crema de leche espesa
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 2 cucharadas de cebolla blanca rallada
  • 1 cucharada de mostaza
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  1. En una sartén a fuego moderado derretir la mantequilla y freir la cebolla. Cuando este transparente, añadir el ajo y los higados de pollo. Bajar el fuego y cocer unos 15 minutos o hasta que los hígados estén cocidos.
  2. Poner en el vaso de la licuadora los hígados, la crema de leche espesa y la mostaza. Licuar hasta que la preparación quede suave. Probar y sazonar al gusto con sal y pimienta.
  3. Colocar la preparación en un tazón, tapar y llevar a la refrigeradora por 2 horas como mínimo.
Paté casero

Un Paté hecho en casa puede ser tan bueno y no necesita muchos implementos de cocina

Servir :

Con galletas, tostadas, Adornar con rodajas de pepinillo encurtido o picles, tambien con ají picado. Buen provecho!

Otra forma de prepararlo

Print Friendly, PDF & Email

0 Comments

Leave a Comment

*

REDES SOCIALES

GOOGLE PLUS

PINTEREST

YOUTUBE

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte el gusto por la cocina por las redes sociales

Gracias por compartir nuestros contenidos!