martes, julio 17, 2018

Muchos evitamos oler a ajos cuando cocinamos es de mal gusto quedarse con las manos oliendo este condimento natural que puede hacer maravillas con tus preparaciones.

Los secretos del ajo

Corte uno de los extremos de una cabeza del ajo y colóquela en una lata.

Rocie un chorro de aceite de oliva y lleve al horno a 150°C durante una hora, retire y presione ligeramente los ajos desde el extremo hacia abajo. Estos saldrán en forma de puré. El ajo asado puede usarlo solo, untarlo en pan tostado o mezclarlo con puré de papa. Tambien puede emplearlo en aderezos, salsas y vinagretas.

Este asador de ajos de hierro fundido, a pesar de que hacer ajo asado en el horno es muy fácil y proporciona excelentes resultados.

Si pica finamente
el ajo, conseguirá un aroma intenso, mientras que si pica grueso, el aroma será menos pronunciado.
El ajo se conserva
mucho mejor si lo pela y lo pone en aceite de oliva. Así obtendrá, además, un aceite aromatizado.
No altere el sabor
Cuando el ajo este en cocción no debe alterarlo con cebolla ni quemarlo pues este desprende un sabor amargo.
Quitando el olor a ajo de las manos
El olor a ajo de las manos se quita frotando el jugo de limón en las manos.
Para pelar un diente de ajo, póngalo sobre una tabla de picar y aplástelo levemente con la hoja del cuchillo, presione esta con la palma de la mano.

Cuando el ajo empieza a envejecer, desarrolla en el centro un brote de color verde que da un sabor amargo a las preparaciones. Si lo encuentra retírelo.

La mejor forma de pelar ajos.

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

Related Article

REDES SOCIALES

GOOGLE PLUS

PINTEREST

YOUTUBE

Pin It on Pinterest

Share This

Comparte el gusto por la cocina por las redes sociales

Gracias por compartir nuestros contenidos!