Hay algo que siempre nos dicen desde niños: “tienes que comer frutas y verduras”, lamentablemente nunca nos dijeron de que forma cocinarlos.

Cuando se pasan las cuatro décadas, muchos alimentos que se comían a los veinte no caen tan bien, y suelen producir algunos malestares gastrointestinales que son motivos suficientes para ir cambiando las formas de preparar nuestros alimentos.

Entonces vemos una forma, tal como dicen los médicos, a comer sano y no frituras. ¿Pero que alternativas hay de cocciones?

Para las frutas y verduras se usan :

  • Al vapor
  • A la olla presión
  • Hervido
  • Microondas

Las vitaminas C, B1, B6 y el ácido fólico son las más sensibles a las altas temperaturas, mientras que los minerales (como el hierro y el calcio) o los macronutrientes (grasas, proteínas y carbohidratos) son muy estables a la cocción.

 

cocciones

Lo más importante, si queremos conservar la mayor cantidad posible de nutrientes, es recordar que los métodos que cocinen al alimento en el menor tiempo posible serán los más recomendables. Un golpe de calor generado por vapor es un método de cocción muy conveniente ya que mantiene los nutrientes en el alimento, en cambio las disminuciones en el contenido nutritivo serán notables en las cocciones a temperaturas moderadas y de larga duración, en particular, si sumergimos al alimento en abundante agua y no aprovechamos el caldo de cocción.

COMENTARIOS